Páginas vistas en total

lunes, 6 de julio de 2015

Desde le barro hasta el cielo.

Incluso en mis horas mas bajas siento palabras burbujeando dentro de mi...

necesito escribir,
necesito hablar,
necesito llorar,
necesito bailar,
necesito comerme el mundo con las palabras mas necesitas que se me ocurren a un ritmo lento que me nace del pecho,
necesito caminar sobre los malos pensamientos que sucumben en mi cabeza y se apoderan de ella.

Ella, esa persona que me tiene loco, que no tiene nombre, ni rasgos físicos pero si tiene amor en mi imaginación, si tiene besos que imagino, si tiene caricias en la espalda... tiene esas risas intimas que se convierten en risas de deseo en plena noche, gritos ahogados ocultando ese sensual deseo que se siente en la nocturnidad.

Pero basta! No hablaré de algo que ni siquiera existe, arrancaré hojas de un bloc por cada uno de los pensamientos que se convierten en realidad y me las pegare en la nevera de la casa que esta en el centro de mi corazón, para que no se me olvide ser romántico, no se me olvide tener ilusión a pesar de los golpes que sufra, de los revés de la vida mi corazón seguirá ahí, latiendo fuerte por ella.

Me cuestan escribir estas lineas, me cuestan pero no por falta de tema sino por fuerza por que lo escritores tambien lloramos, lloramos escribiendo. Lagrimas que golpean las teclas y escriben por mi, por cada lagrima que derramo mi alma grita rasgándose las vestiduras y escribe aviones de papel con palabras que siente en ese momento y las lanza fuera para que jamás vuelvan...


Sufres, vives, sientes, lloras, amas, besas, follas, bailas, comes, bebes, pierdes, lloras, pides perdón, bebes, piensas, sufres, lloras, bebes, sufres, piensas, lloras, y al final solo quedas tu jodido, solo queda lo que has vivido.

Estoy jodido pero sigo vivo DIOS!