Páginas vistas en total

miércoles, 1 de agosto de 2012

La vitamina L

                              " Me has vuelto loco
                          y cada beso se me hace corto,
                          las mil caricias del universo
                       penetran dentro .. y me vuelvo loco."


El sexo sin amor no es tan fácil de gestionar, quizás te llamé la atención por ser el único que después de esa noche seguí hablando contigo y queriendo quedar. No lo sé pero lo que si sé, que tu fuiste la primera que me hizo sentirme tan genial con una sola mirada, desarmado ante ti, soy incapaz de ser diferente no puedo dejar de ser así, un moñas.

Que tu eres como esa caricia en el pecho, que con tan solo el roze de las yemas de tus dedos me haces tiritar, sudar de calor, y excitarme hasta el punto que todo me da igual.

Que el caminar sobre tu mano, por que si es así me tienes atrapado pero soy un prisionero que no quiere salir. Por mi puedes tenerme en cadena perpetua por que yo aún sigo soñando de tener tus caderas sobre mi, sueños ya realizados pero jamás saciaré mi sed de ti. Como ves soy un poco romántico, soy un poco canalla, soy un poco un poco payaso, pero lo que si se que soy es un loco enamorado de esos labios que susurran un te quiero cuando mas lo necesito, cuando mas cerca estoy de ti.


Que no necesito un GPS para llegar a tu corazón por que sé que tu me ayudarás a llegar. Que ahora mismo me rondan miles de ideas por mi cabeza y todas son locuras que estoy dispuesto a cometer solo por ver esa sonrisa que me enamoró la primera vez que te conocí. Esa risa tan característica tuya, esa forma de andar que sabría diferenciar de 10000 pisadas sobre mí. Que yo a diferencia del resto sabría diferenciar esos besos tan largos pero cortos a la vez, por que se que yo necesito más, más de ti de tu vitamina.
 La vitamina L.

Gracias por leerme, 

 Mario.