Páginas vistas en total

martes, 29 de enero de 2013

Son 11 meses ya...

Son once meses ya, empezamos un 29 de febrero y todo lo que espero es que sea eterno.
Buenos, malos, días monótonos, días que deseamos que no acaben nunca pero el tiempo no perdona, si muchas veces he fallado, si muchas veces hemos fallado pero de esas pequeñas piedras que nos hacen tropezar aprendemos. No se como lo hacemos pero siempre acabamos juntos encima de la cama.
Ay! mama !, que ya no se como contarte que estoy feliz, contento contigo, que sigo cambiando, a mejor pero cambiando.

Son once meses ya y espero que otros mil mas, me agarraré los machos cuando el tiempo este revuelto, me tomare un trago, un poco de azúcar y preparado para la lucha de los contratiempos que nos depare este futuro conjunto. Que lo que piensen lo demás me importa un comino, que aquí escribo para mi y que tu me espías con mi consentimiento.

Gracias por leerme,

Mario

lunes, 21 de enero de 2013

Han pasado los meses....

Han pasado los meses y no tocaba escribir, contar anécdotas y aventuras. Tocaba vivir, tocaba sentir, tocaba sufrir pero mereció la pena.

Tuve contratiempos, tuvimos y los tendremos, por que el tiempo no perdona y habrá mas dificultades, nuevos retos, mas convicciones para seguir repitiéndome de que soy afortunado al igual que tu tambien lo eres.

Está claro que he cambiado, esta bien claro que algo he madurado, esta bien claro que todavía tengo un nudo en el estomago pero tambien esta claro que no me dejo llevar tanto por las emociones como antes.
No pienso que sea un paso atrás esto que cuento, opino que es que doy pasos asegurando cada pisada, cada momento que me acerco a ti.

Hoy es tu cumpleaños y me he comido la cabeza en pensar algo que te guste pero he de reconocer que lo he hecho en poco tiempo. Quizás no te guste, quizás no me lo digas, quizás no te fijes en el regalo sino en el detalle. No importa, yo se que me he esforzado y tu tambien lo sabes, que eso es lo que vale de todo esto el esfuerzo por la otra persona por que estar en los buenos momentos es muy sencillo, tanto que cualquiera puede hacerlo pero estar en los difíciles  animando, ayudando a la otra persona a no hundirse, es donde se demuestra de que material estas hecho y cuanto estas dispuesto a "aguantar" por lo que tenemos.

Yo voy a luchar por ti y por nosotros. Es lo mas bonito que se puede escuchar de alguien por ti, de alguien que te quiere, alguien que piensa en ti, alguien que te aprecia.

Feliz cumpleaños!!

Gracias por leerme,

Mario.