Páginas vistas en total

lunes, 24 de julio de 2017

El que tapón se paso de rosca

Este texto, no tiene ni metáforas, ni símiles, ni hipérboles, ni palabras distintas... Este texto es el definitivo.

He intentado volver a ser el que era en un principio, he intentado ser aquel chico de un 15 de noviembre, he intentado volver a ser aquel chico que posó su mano sobre tu hombro para decirte como se usaba la cafetera, vuelvo a ser ese chico que quedó contigo ese sábado con mas ilusión que nervios, he intentado volver a ser aquel chico que se enamoró perdidamente, aquel chico que sabe que el día 5 de enero es un día importante pero por otros motivos que el del resto de personas... por que para mi el día que ocurrió aquella fatídica decisión que tomé, ese día, para mi se paró el reloj.

Para mi solo ha sido un tiempo muerto, me he levantado durante todos estos meses acordándome de ti cada puto segundo, no he tenido otra cosa en la cabeza, solo pensaba en ti por la mañana, a la hora de comer, en la cena y así cada día. Sigo teniendo tu foto en mi cartera, esa foto que te pedí, sigo teniendo tu carta de 5 meses juntos en mi coche, sigo teniendo tu cuadro mosaico en mi habitación colgado, sigo teniendo el anillo y la pulsera muy presente. Sigo teniendo todos tus esfuerzos por hacer que esto hubiese funcionado muy presentes, sigo viéndote en cada calle donde he estado contigo, sigo acordándome y he visitado recientemente el poste donde están nuestras iniciales grabadas muy cerca del templo, sigo temiendo verte con otro si no soy yo, sigo teniendo taquicardias pensando en ello, sigo escuchando a Bruno Mars y sus canciones y recordando como las cantábamos, sigo y sigo...

Es muy injusto querer y marearte a mi compás, lo sé de sobra, pero pensaba que aun había algo por tu parte que si que haría resurgir esto, pero me equivocaba... y es normal por otra parte.

Por eso quiero reconocer todos mis errores, el daño que he hecho es irreparable, ahora lo sé, la cagué y espero que al menos que tú seas feliz  de verdad. Que seas lo que de verdad quieres ser y con quién quieras estar. Yo no voy a jugar al juego de "esta superado", cuando no lo está.

Y sí sigo diciendo que eres el amor de mi vida, el amor de mi vida que no salió bien porque yo la jodí, porque no supe gestionar mis nervios o porque no tenia que ser.

Te he echado de menos todos estos meses y lo sigo haciendo...




Dicho esto, creo que es hora de dejar paso a una nueva etapa, debo evolucionar y crecer para superar o voy a caer en un agujero negro donde va a ser difícil salir y no quiero estar así. Voy a luchar por ser mejor, por ser alguien que merezca la pena, quizás en un futuro nos veamos y todo esto lo veamos como algo que debía ser y quizás... vuelva a resurgir...la esperanza es lo ultimo que se pierde no?

Por eso esta va a ser la ultima entrada de el blog. No lo voy a cerrar, nunca haría eso. Son muchos años escribiendo en él y debo mantenerlo.

Gracias por haberme leído todos estos años,

muchas gracias a quién sea quién lo lea,

Mario.




martes, 11 de julio de 2017

Y tú??

Seis horas quedaban para el solsticio de verano y aún él no se había enterado de que ella ya pensaba en sus labios...Disfrutaba de fuegos artificiales en la playa donde sus amigos le decían una y otra vez que porqué seguía solo...Él sabia la respuesta perfectamente, al igual que una cerveza, él era reservado, era frío, era fuerte y amargo, estaba metido dentro de cristal... él era aun un alma en pena buscando a su musa.

Ella ya había rehecho su vida, era ya independiente y lejana de aquel momento amargo donde todo se torció, disfrutaba de ella misma y de su libertad. De vez en cuando el fantasma de las navidades se pasaba para atormentar alguna noche pero nada preocupante y cada vez menos habitual por suerte.

Mientras escribía en una libreta sin tapas llenas de garabatos por los bordes, se acerco un señor, alto con corbata y bigote, por sus manos se notaba que ese no era su vestimenta habitual, "Perdone, conoce donde esta la comisaria mas cercana?". Preguntó con ganas de salir corriendo. "Ni si quiera soy de aquí, disculpe quizás ese grupo"- señaló a un grupo de chicos- " sepa donde hay una comisaria". Y sin esperar respuesta se volvió a sus notas donde seguía inmerso en su mas profunda poesía donde el alma estaba expuesta.

Diez pasos dio hasta encontrarse con ella de frente  y sin esperarlo se quedaron mirándose durante una eternidad. Se miraron como nunca antes, pero esa mirada era familiar para ambos. Él dio el primer paso y dijo un hola que solo escuchó el cuello de su camisa, ella a su vez pregunto que tal y todo se nubló por un instante con la nube negra de los recuerdos, cada uno estaba pensando en la ultima vez que se vieron... Todo había cambiado tanto...

La despedida fue dulce pero a la vez amarga sabiendo ambos que no se volverían a ver hasta que el viento y el destino en conjunción lo decidiesen. Él dijo al despedirse: "te he echado de menos". Ella no respondió.

Cuatro minutos decidieron el destino de ambos, cuatro minutos que jamás olvidarán, cuatro minutos de ansiedad, lloros y sentimientos a flor de piel, donde cualquier error se paga caro y nunca supieron gestionarlo.

Todo por el retrete por unos minutos, todo por un simple  "y tu?" que no se respondió.

Gracias por leerme,

Mario


lunes, 3 de julio de 2017

Perder con un full de ases

Perder un imperdible cerrado,
perderme en las sabanas mojadas de la mañana,
perder esa tirita que tapaba un agujero negro de sangre,
perder siempre significa echar de menos,
perder recuerdos desmemoriados,
perder llaves que abren cerraduras importantes,
perder la carta numero cuarenta de la baraja,
perder esa carta que tenia que llegar antes que el soldado terminase su guerra,
perder la vida entre las manos como si de arena se tratase,
perder aún ganando por goleada, perderse en un mar de lagrimas,
perder el tren siendo este el ultimo que debía pasar hacia el camino marcado,
perder la pareja de ese calcetín que tanto te gustaba,
perder el mando en el sofá y que se quede puedo ese canal que tanto odias,
perder las formas cuando te sacan de quicio,
perder la orientación,
perderte usando el GPS,
perder el hilo de atar la bolsa de pan,
perderse en la conversación pensando en lo que has perdido,
perder los segundos que tras lo minutos cuentan las horas que los días que recapitulan los meses,
perder el norte cuando sé perfectamente que tu eres mi sur,
perder entre tus piernas y perder los papeles cuando me miras,
perder el despertador porque no quiero despertar hoy.

Porque perder solo es una palabra, pero perder lo que podías ganar es dolor en el alma.


Gracias por leerme,

Mario

domingo, 25 de junio de 2017

Bufón de la constelacion

Y ojalá nunca te abracen por ultima vez, ojala nadie te obligue a recordar, lo que aun quieres vivir, ojala estés con alguien con quien ser, ojala vivir lo que quieres tener...

Te he tenido cerca y conozco todos los ápices de tus respiraciones, la lenta, la rápida , la entrecortada, la nerviosa, la del ataque de risa, la de sentimientos a flor de piel, la de las discusiones, la de los lloros, las de complicidad, la que sincronizada con la mía, la de cantar, la que me hacia volver loco...

Enero por favor, no me cubras con el manto del dolor en el pecho, no me llenes de Hastío, por favor responde y di que no pasa, que todos somos perfectos con borrones en el lienzo, por favor di que no encuentras luz sin mi linterna, por favor di que mis brazos te sientan muy bien, por favor termina en mi camino...

Vientos de cambio se avecinaban, frío eterno que congela mi aliento, sigo persiguiendo una idea que nunca llegara,  la cadenas frías hacen conocidas heridas, resbalan mil veces por el mismo camino haciéndose mas presentes en mi piel,  mi boca es la entrada de un sabor amargo que recorre mi garganta, mis ojos son las ventanas donde mi alma no quiere asomarse por temor de volver a sufrir..

Labios que están secos pero que aun están inquietos por besar, ojos que se cierran manteniendo la ilusión por mirar otra vez. Pasan los días y mi sonrisa se va arrugando como el cartón piedra, falsa careta que me pongo.

Esta es la noche donde me condenaron a contar las estrellas...


Gracias por leerme,

Mario

viernes, 23 de junio de 2017

Sabanas frías para un cuerpo de sangre caliente


Reacción y Acción , cientos de lanzas clavadas en mi pecho y van saliendo una a una dejando un rastro de sangre, a cada lanza sacada pinchazos siento en la espalda y un escalofrío me recorre en antebrazo subiendo por el hombro como si miles de soldados fuesen corriendo a matar ese dolor.

Inerte y pisoteado, algo se torció, la luz de mi mirada ya no se refleja en el espejo, canas inundan mi cabello en antaño negro como la sombra, la vida se marcha entre mis respiraciones entrecortadas, estoy aprendiendo a vivir de rodillas para que en el futuro mis rodillas quemadas soporten mi peso de pie, el tiempo mata y amarga, el tiempo ralentiza y duele, el tiempo roza y deja marcas...

Aún se me eriza el pelo, recordando aquellos pasillos color café de las mañanas, aquellas tardes planeando las sorpresas de la mañana siguiente, aún recuerdo como estaba de nervioso aquella noche de verano, donde no llegaba la luz y si las olas, donde no llegaban las miradas pero si nuestros labios...

Hay algo aun que mueve los latidos debajo de la camiseta, algo que hace siga aunque todo vaya mal...

Ya no se donde estoy y quiero volar, quiero subir alto y respirar, sentir el abrazo de las nubes, el beso del aire por toda mi cara, donde lo profundo salga a respirar y broten de mis ojos todo eso que tengo escondido, que se descorche , que se abra...


"Nunca digas nunca porque siempre se arrepiente, cuando dices hasta nunca, O cuando dices para siempre."

jueves, 22 de junio de 2017

TOC

“La primera vez que la vi…Todo en mi cabeza se silenció. Todos los ticks, las imágenes constantes desaparecieron. Cuando tienes trastorno obsesivo compulsivo en realidad no tienes momentos callados. Inclusive en la cama estoy pensando:
 ¿Cerré las puertas? Sí
¿Me lavé las manos? Sí
¿Cerré las puertas? Sí
¿Me lavé las manos? Sí

Pero cuando la vi, la única cosa en la que pude pensar fue en la curva de la horquilla de sus labios. O la pestaña en su mejilla– La pestaña en su mejilla– La pestaña en su mejilla. Sabía que debía hablar con ella, la invité a salir seis veces en treinta segundos. Ella dijo que sí después de la tercera, pero ninguna de las veces que pregunté se sintió bien así que tenía que seguir haciéndolo. En nuestra primera cita, pasé más tiempo organizando mi comida por colores de lo que pasé comiéndola o hablando con ella. Pero le encantó.

 Le encantaba que tuviera que besarle para despedirme 16 veces, o 24 si era miércoles. Le encantaba que me tomaba todo el tiempo caminar hacia casa porque había muchas grietas en la banqueta. Cuando nos mudamos juntos ella dijo que se sentía segura, como si nadie nos fuera a robar porque definitivamente había cerrado la puerta 18 veces, Yo siempre veía su boca cuando hablaba– Cuando hablaba– Cuando hablaba– Cuando hablaba– Cuando hablaba; Cuando me dijo que me amaba, su boca se curvaba hacia arriba en los bordes.


En la noche ella se acostaba en la cama y me veía apagar todas las luces, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas, y encenderlas, y apagarlas. Ella cerraba los ojos y se imaginaba que los días y las noches pasaban frente a ella. Algunas mañanas empezaba a besarle para despedirme y ella sólo se iba porque estaba haciéndola llegar tarde al trabajo. Cuando me detenía en las grietas de la banqueta ella seguía caminando. Cuando me decía que me amaba su boca era una línea recta. Me dijo que estaba tomando mucho de su tiempo. La semana pasada empezó a dormir en casa de su madre. Me dijo que nunca debió dejarme apegarme tanto a ella; que todo esto fue un error, pero… ¡¿Cómo podría ser un error que no tenga que lavarme las manos después de tocarla?!

 El amor no es un error y me está matando que ella pueda salirse de esto y yo no. No puedo– No puedo salir y encontrar a alguien nuevo porque siempre pienso en ella. Usualmente, cuando me obsesiono con algo, veo gérmenes escabulléndose en mi piel. Me veo a mí mismo siendo atropellado por una infinita línea de coches. Y ella fue la primera cosa hermosa en la que alguna vez me he estancado.

Quiero despertar todas las mañanas pensando en la manera en la que agarra el volante. Cómo mueve las manijas de la regadera como si estuviera abriendo una caja fuerte. En cómo sopla las velas– cómo sopla las velas– cómo sopla las velas– cómo sopla las velas– cómo sopla… Ahora sólo pienso en quién más está besándola. No puedo respirar porque él sólo la besa una vez*– ¡No le importa si es perfecto! La quiero de regreso tanto que… Dejo la puerta sin cerrar. Dejo las luces prendidas”.

martes, 20 de junio de 2017

Si pudiera empezar de nuevo...

Un camino marcado en mi rostro, que indican dos lineas que lo cruzan desde los ojos hasta la barbilla, bajan por el cuello y mueren en el pecho, demasiada muerte ahí...

Creía que era... que era dueño de mi destino... era dueño de... nada...

se me caen las gotas de agua salada del pelo recordando viejas glorias, porque no se secó, nunca... de hecho sigo mojado, impregnado de esa savia que me llena y me hace ser loco...

Contradictorio, como cualquier loco enamorado confuso, como los amores reales, como el semáforo en ámbar que indica el peligro pero que obviamos y aceleramos mas fuerte... fuerte como los latidos que golpean mi pecho, diciendo, tonto, necio, imbécil... a mil improperios por minuto...

Si pudiera empezar de nuevo...arreglaría los rotos con paciencia, escuchar y aceptar... encajaría los golpes con mas calma...elegiría el camino mas recto en las disyuntivas...

Hoy estoy censurado, hoy estoy borracho, hoy estoy que no estoy, hoy dudo mas que pienso, hablo solo mas que oigo, hoy estoy puramente drogado de recuerdos que son como humo. Humo que impregna mis pulmones pero no me hacen toser, solo duele, duele pensar todo...

Raíces que se enredan en mi pierna, que juegan con mis tobillos que anudan mis rodillas, que marcan mis muslos con sus hojas cortantes y no me dejan moverme... una hiedra venenosa...

Pensamientos como garabatos, muchos infortunios en mi cabeza que chocan y los llenan de cicatrices...

Gracias por leerme,

Mario

martes, 6 de junio de 2017

Tengo dos cosas, hastío y osadía.

"Yo la quería besar, pero ella quería morderme, arrancarme ese labio que es de su propiedad..."

Elástico, impermeable, un te querré para toda la vida con besos con sabor a despedida, caricias cerradas, miradas con regusto a recuerdo próximo, abrazos que aun calientan mi piel, aunque sonría por fuera... me derrito por dentro.
Veo al resto y son tristes como yo pero disimulan mucho mejor que yo...me he perdido en el laberinto, me sigo derrumbando, acumulando arrugas en el corazón viejo y cansado de latir fuerte por objetivos imposibles, de latir rápido corriendo por el sueño que se escapa por la ventana.
Sigo siendo ese niño que llora amor y vive melancolía, el niño que sueña romanticismo y cuenta mentiras engañándose a si mismo.

Química, Alegría, Ilusión, Pasión, Enamoramiento, Romanticismo, Golpe contra el suelo, Perdón,  Amor, Ilusión, Alegría, Fuego en el corazón, Tristeza, Lloros, Atracción inevitable, Amor con condiciones, Ganas de Luchar, Pasión, Cesiones, Fallos, Errores, Lloros, Sensación de no ser suficiente, Frustración, Alegría, Amor, Dudar sobre ti mismo, Ilusión, "Quiero volver a lo del principio"...

Demasiado tarde para todo eso, aquí la realidad es distinta, es otra cosa  es  que quiero llevar la vida a al escritura, de forma furiosa estoy escribiendo por que soy un CAOS que yo llamo orden de mi cuerpo de mi mente, pensamientos que engañan mi cerebro y quiero llorar por discursos pasados, quiero llorar porque las cosas no salieron como yo quería, la vida es injusta sin duda.

Muchas veces he dicho que nunca te arrepientas de nada en la vida porque todas tus decisiones te han hecho llegar a donde estas...

Hoy en día si me arrepiento de una cosa, de esa única cosa, de eso que me quema en el pecho, duele porque ya no lo podré cambiar jamás.

Perro fiel hasta la muerte, elefante en sentimientos, mono con el teclado para escribir estas lineas, animal desordenado hasta la muerte.


Gracias por leerme,

Mario.

viernes, 19 de mayo de 2017

Cuesta amanecer en esta jungla de acero

La tristeza vestida de sonrisa, la lagrima escondida entre el brillo de los ojos, escalofríos que ayudan a decir que estas contento, golpes en el pecho disfrazados de estoy bien...

Las ganas de llorar son inevitables, donde pensabas que era lo ultimo, no lo era. Donde pensabas que solo esta vez y se acabó, no lo era. Donde pensaba que era definitivo, no lo era... viví ilusión real, disfruté de momentos únicos y reales, sentí como nunca había sentido y perdí todo... o me lo arrebataron...o seguramente no tenia que ser.

Hoy en día sigo estancado en ese día...en ese día donde los nervios me comieron, donde la lagrimas brotaron, donde lo único que pensaba era, ¿Por qué?. ¿Por qué todo tenia que ser tan difícil, porque complicar las cosas que eran tan fáciles, por qué arruinar todo lo que construimos?.

Han pasado muchos días y ni uno solo he dejado de pensar en ello, en todo, en ti...

No quiero volver a pasar por lo mismo, no quiero volver a estar pasando esto, no quiero... duele...araña el alma...rasga las entrañas...golpea el corazón y se oye:
 "Eh!, Tss, Eh!, escúchame, nunca fuiste lo mejor para nadie, pero nunca no significa que no puedas cambiarlo. Lucha contra todo el dolor que pasas todos los días con los fantasmas del pasado, con los recuerdos bonitos que nunca volverán, con los sentimientos que no se van, esos putos sentimientos, si. Los que hacen que te levantes con la almohada mojada y que hace que cuando te preguntan  digas con las ojeras que tienes, todo va bien, cuando todo el mundo sabe que no es así. Sufre por ello, te hará mejor, te dará experiencia, te hará resurgir."

Todo esto cubierto por una nube negra que moja mi sombra con su lluvia de negatividad... 

A día de hoy, solo se me ocurre decir que lo siento, siento que las cosas hayan ocurrido así, y que seguro que en un futuro próximo todo mejorará.


Gracias por leerme,

Mario.

jueves, 27 de abril de 2017

Enero

Estoy de madrugada, escribiendo con dudas en la mano y ojeras malva en los ojos, explosiones en el corazón y mil y una lagrimas que no he derramado aun,  Y están ahí, llamando en mis parpados, diciendo aquí estamos ábrenos que te haremos sentir mejor...Engañando a mi estomago, yo solo tengo mi verdad, yo solo tengo horas de sueño acumulado en mis hombros...

Las espinas que yagan mi corazón, los recuerdos que las clavan con martillo y con el cincel graban pensamientos que atormentan el deseo, que drogan la conciencia, que se transfieren a mis manos para plasmarlas en cada una de estas teclas...

He tropezado a cada paso, he fallado en cada intento, he conseguido no conseguir nada, he dejado de hacer...

"Ella tenia miedo equivocarse, yo tenia ganas de equivocarme una vez mas... Ella no creía en los finales felices, yo colecciono cicatrices...". Ella era una terrible bendición venido del cielo, yo un maravilloso error ocultado a los demás...

Yo solo quiero huir de mi cuerpo, escapar al destino, arrancarme los vestigios de lo que alguna vez fue este que te teclea, quiero navegar al mar, cruzar las olas y que me traguen para poder beber de mi propio naufragio.

Papeles rasgados, iluminados por los albores de algo bueno, impregnados de tinta negra, como la sombra que acecha detrás de mi... como las notas del réquiem que suena en mi cabeza.


Que todo o nada se queda aquí demostrándose por si mismo...

Gracias por leerme,

Mario