Páginas vistas en total

domingo, 25 de junio de 2017

Bufón de la constelacion

Y ojalá nunca te abracen por ultima vez, ojala nadie te obligue a recordar, lo que aun quieres vivir, ojala estés con alguien con quien ser, ojala vivir lo que quieres tener...

Te he tenido cerca y conozco todos los ápices de tus respiraciones, la lenta, la rápida , la entrecortada, la nerviosa, la del ataque de risa, la de sentimientos a flor de piel, la de las discusiones, la de los lloros, las de complicidad, la que sincronizada con la mía, la de cantar, la que me hacia volver loco...

Enero por favor, no me cubras con el manto del dolor en el pecho, no me llenes de Hastío, por favor responde y di que no pasa, que todos somos perfectos con borrones en el lienzo, por favor di que no encuentras luz sin mi linterna, por favor di que mis brazos te sientan muy bien, por favor termina en mi camino...

Vientos de cambio se avecinaban, frío eterno que congela mi aliento, sigo persiguiendo una idea que nunca llegara,  la cadenas frías hacen conocidas heridas, resbalan mil veces por el mismo camino haciéndose mas presentes en mi piel,  mi boca es la entrada de un sabor amargo que recorre mi garganta, mis ojos son las ventanas donde mi alma no quiere asomarse por temor de volver a sufrir..

Labios que están secos pero que aun están inquietos por besar, ojos que se cierran manteniendo la ilusión por mirar otra vez. Pasan los días y mi sonrisa se va arrugando como el cartón piedra, falsa careta que me pongo.

Esta es la noche donde me condenaron a contar las estrellas...


Gracias por leerme,

Mario

No hay comentarios:

Publicar un comentario