Páginas vistas en total

viernes, 23 de junio de 2017

Sabanas frías para un cuerpo de sangre caliente


Reacción y Acción , cientos de lanzas clavadas en mi pecho y van saliendo una a una dejando un rastro de sangre, a cada lanza sacada pinchazos siento en la espalda y un escalofrío me recorre en antebrazo subiendo por el hombro como si miles de soldados fuesen corriendo a matar ese dolor.

Inerte y pisoteado, algo se torció, la luz de mi mirada ya no se refleja en el espejo, canas inundan mi cabello en antaño negro como la sombra, la vida se marcha entre mis respiraciones entrecortadas, estoy aprendiendo a vivir de rodillas para que en el futuro mis rodillas quemadas soporten mi peso de pie, el tiempo mata y amarga, el tiempo ralentiza y duele, el tiempo roza y deja marcas...

Aún se me eriza el pelo, recordando aquellos pasillos color café de las mañanas, aquellas tardes planeando las sorpresas de la mañana siguiente, aún recuerdo como estaba de nervioso aquella noche de verano, donde no llegaba la luz y si las olas, donde no llegaban las miradas pero si nuestros labios...

Hay algo aun que mueve los latidos debajo de la camiseta, algo que hace siga aunque todo vaya mal...

Ya no se donde estoy y quiero volar, quiero subir alto y respirar, sentir el abrazo de las nubes, el beso del aire por toda mi cara, donde lo profundo salga a respirar y broten de mis ojos todo eso que tengo escondido, que se descorche , que se abra...


"Nunca digas nunca porque siempre se arrepiente, cuando dices hasta nunca, O cuando dices para siempre."

No hay comentarios:

Publicar un comentario